<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=164354&amp;fmt=gif">
15octubre

7 buenas prácticas en CRM para preparar el Black Friday de 2018.

15octubre

Ahora que has pensado en el Black Friday y sabes cómo acercarte a tus clientes y prospects, ¿qué buenas prácticas debes poner en marcha antes de programar tu campaña?

  1. Segmenta tu base de datos, de los usuarios más activos en cuanto a aperturas de email a los menos activos, para mejorar la entregabilidad. Asegúrate de mantener tu base limpia, sobre todo manteniendo fuera de los envíos a los usuarios que se hayan dado de baja, ya que puede provocar que tus emails lleguen a Spam o reboten como inválidos. Dado que tu comunicación sobre el Black Friday se dirigirá a toda tu base de datos, tienes que visualizar tus campañas como pequeños “ramp up” para no dañar tu entregabilidad. En consecuencia, piensa en dividir tu audiencia y lanzar las campañas por segmentos y a diferentes horas, por ejemplo.

  2. Adopta el principio del embudo: tu campaña de email empezará con un mensaje genérico, como “Black Friday: ¿dónde estarás el próximo 23 de noviembre?” y evolucionará hacia un mensaje más concreto: “Tus básicos de otoño-invierno 2018/2019 serán los jerséis ‘oversized’, ¡producto estrella durante el Black Friday en nuestra web y tiendas!”. Contarás una historia a tus lectores y querrán saber qué será lo próximo en llegar. No dudes en crear expectación anunciando la fecha de tu próximo email.

  3. Adapta el contenido de cada uno de tus emails a cada target. Tienes que escribir diferentes escenarios para tu campaña, ofreciendo diferente contenido según el perfil de tus lectores, ya que tus objetivos serán distintos según el segmento. Por ejemplo:
    • A tus prospects y clientes puntuales, cuéntales una historia remarcando los best sellers durante el período de Black Friday y recuérdales la opción de wish list disponible en tu web.
    • En cuanto a tus clientes fieles, ve más allá del clásico contenido y ofréceles una experiencia. Puedes invitarlos a una “premiere” del Black Friday la tarde del jueves, ofreciéndoles los descuentos por anticipado, para hacerles elegir cuándo disfrutar de tus ofertas y hacerles sentir privilegiados. Seguro que conseguirás hacer de ellos los embajadores perfectos de tu Black Friday entre su entorno y en redes sociales. No solo mejorarás tu relación con este segmento de clientes, sino que podrás ganar nuevos seguidores para el día especial. También puedes ofrecerles acceso exclusivo a las ofertas en la web, haciéndolas accesibles antes que para el resto de los clientes.

  4. Diferénciate de los competidores trabajando especialmente en el asunto de tu email. Debe ser atractivo e impactante, pero no demasiado comercial para despertar el interés de tu audiencia y que quiera saber más abriendo el correo. Crea un asunto breve con 30 caracteres máximo para evitar que aparezca cortado según el dispositivo que use tu destinatario (ordenador, smartphone, tableta…). No dudes en usar emojis y jugar con la puntuación para transmitir una emoción y ser visible para tu destinatario. Recuerda hacer tests: ¡los emojis no se visualizan de la misma manera en todos los clientes de correo!

  5. Limita los call-to-action. Creemos en la importancia de ofrecer un único mensaje clave por email, lo que se traduce en no más de un call-to-action (CTA) por correo. ¡Elígelo bien! Pregúntate a ti mismo qué es lo que esperan tus lectores de tus emails y apórtale la respuesta en el call-to-action. Igual que para el asunto de tu email, el texto de tu CTA tiene que tener gancho. Idealmente, debe indicar una acción específica e incluir cierto sentido de urgencia.

  6. Realiza tests A/B sobre el 10% de tu audiencia personalizando la hora de envío, el remitente, el asunto, la estructura, el call-to-action… Todo lo que te parezca importante. Analiza las diferentes ratios: aperturas, clics, conversión a web y bajas para identificar las tendencias dominantes de un email optimizado para tu target. De todas formas, sé cauteloso, para un test A/B eficaz:
    • Testea un único parámetro a la vez o no serás capaz de saber cuál de las variables es la responsable de tu éxito o tu fracaso;
    • Multiplica los tests: cuantas más estadísticas tengas, más podrás optimizar tus futuros correos;
    • Envía todos tus tests a la misma hora para tener unos resultados más precisos (excepto si estás testando la hora de envío, por supuesto);
    • Escucha más a los resultados que a tu instinto.

  7. Reconfigura los carritos abandonados y envíos a contactos que abrieron/clicaron tus emails previos antes del lanzamiento de la campaña. Esto te ayudará a evitar estrés innecesario el día D y, sobre todo, siendo que estos tres segmentos de usuarios ya están interesados en tus ofertas, podrás enviarles un email personalizado que les haga ir más allá en su experiencia y probabilidad de compra.

Próximamente publicaremos otros artículos sobre el tema. Hasta entonces, si quieres consejo personalizado, puedes contactar a nuestros equipos.

¡Contáctanos!

Suscríbete a nuestro blog

Pon tu comentario a continuación.

Deja tu comentario a continuación.