<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=164354&amp;fmt=gif">
29abril

¿Cómo mantener seguras tus campañas de email en tiempos de crisis?

29abril

Todos somos conscientes de la crisis que estamos atravesando hoy, y nos está obligando a todos a adaptar nuestros estilos de vida, trabajo, socialización y comunicación.  

Los colegios, por ejemplo, rápidamente pidieron a profesores, alumnos y/o padres, direcciones de email para poder estar en contacto, y muchas nuevas cuentas se crearon en pocos días para este propósito. Pero no solo eso, sino que se empezaron a intercambiar gran cantidad de emails, muchos de ellos con grandes archivos adjuntos (documentos para imprimir, archivos de audio para dictados o vídeos). 

Phishing y estafas por email. 

Los actores maliciosos que operan en Internet obviamente se benefician del mayor uso de herramientas tecnológicas, en un entorno que generalmente es menos seguro que el de la oficina. Orange estima que las estafas de phishing y correo electrónico han aumentado un 600% desde el nivel anterior a la crisis contra sus usuarios. Para Gmail, que generalmente bloquea 100 millones de phishing al día, son 18 millones adicionales de phishing relacionados con el contexto y 240 millones más de spam por día. Estos emails tienen muchas formas, aunque generalmente usan mecanismos ya probados ("Te has perdido una información importante sobre la crisis", o estafas con el CEO "Hola, soy el director, necesito que hagas una transferencia de inmediato para la 'compra de equipos de higiene y protección”)La novedad actual de este spam es que ofrece la posibilidad real de comprar este material, que en el mejor de los casos será de baja calidad, pero en la mayoría de las ocasiones nunca se enviará. 

El email marketing masivo no se recomienda en tiempos de crisis. 

Al mismo tiempo, muchas marcas han considerado importante enviar emails a todos sus contactos, incluso a aquellos que han estado inactivos durante varios años, para anunciar por ejemplo que cerraban sus tiendas o, por el contrario, todo se mantenía normal. Los restaurantes querían tranquilizar a sus clientes indicando que estaban haciendo todo lo posible para proporcionar un entorno seguro y limpio.  

Todo ello ha contribuido a causar fallos en los operadores, que son los mismos operadores en los que confían los profesores y padres, pero también personal sanitario o el gobierno, para comunicarse y trabajar juntos para poner fin a la crisis. 

Evita ciertas palabras. 

La mayoría de las estafas y otros ataques, contenían palabras clave de actualidad, como “mascarilla” o “covid. De modo que, para hacer frente a la gran cantidad de emails que casi en su totalidad eran maliciosos, los operadores decidieron prohibir esas palabras, temporalmente o no, rechazando emails con ellas o enviándolos a la carpeta de correo no deseado. Esta decisión por supuesto tiene consecuencias negativas, ya que algunos emails importantes y legítimos se pierden, pero es la única manera de mantener disponibles las infraestructuras de los operadores. 

Hablar sobre un tema sin nombrarlo es un ejercicio complicado, ¡pero no imposible!

Aquí hay 6 casos en los que no es necesario enviar emails masivos si se actualiza la página web.  

EU_security_emails

Asegúrate de tener toda la información relevante disponible y fácilmente accesible en tu web, ya que aquí es donde acudirán tus clientes para obtener información actualizada (no en los emails). 

A continuación, define la razón principal para enviar el email y ajusta la segmentación en consecuencia. 

Te darás cuenta de que, si se actualizas la web, puede que no sea necesario enviar un email (o al menos no a toda tu base de datos), como en los siguientes casos:   

  1. Avisar que el ecommerce está cerrado: los usuarios lo verán al ir a la web. 
  2. Anunciar las medidas tomadas para mantener la actividad: solo los clientes más activos están preocupados por ello y buscarán esa información en la web. 
  3. Avisar que el ecommerce está reabierto: los clientes más activos (que han hecho clic o abierto un email hace menos de 3 meses, han visitado reciente a la web, etc.) son los primeros interesados, y luego aquellos ligeramente menos activos (3 a 6 meses). 
  4. Reactivar a las personas inactivas: ¿crees que realmente este es un buen momento?  
  5. Mantener la reputación de las direcciones IP y los dominios de envío: un volumen limitado es suficiente, siempre que el envío sea regular (uno por semana). 
  6. Newsletter habitual: target habitual, e incluso restringirlo a los más activos si es posible. 

 

Si ya de normal es innecesario y peligroso enviar a toda tu base de datos, en el contexto actual es además inoportuno. Con la entrada en vigor de la RGPD, se produjeron muchos envíos que generaron cansancio y aburrimiento a los ususarios, y conllevaron grandes problemas de entregabilidad después de numerosos hardbounces y quejas por spam. Una situación que no se debe volver a repetir, especialmente porque según nuestra experiencia en Spliolas personas inactivas en el canal email por 6 meses o másno compran después del envío de un email de marketing y aumentan significativamente el riesgo de hardbounces, quejas y spamtraps.  

Suscríbete a nuestro blog

Pon tu comentario a continuación.

Deja tu comentario a continuación.